viernes, 12 de diciembre de 2008

Eppur si muove


2000 años lleva la Iglesia (apostólica románica) en la faz de la tierra. Durante 2000 años ha estado diciendo lo mismo, su discurso no ha cambiado. Por suerte para nosotros, la sociedad si lo ha hecho.
La Iglesia denfendia la idea de una tierra plana que flotaba en el universo. Las expediciones marítimas iniciadas por unos cuantos aventureros demostraron lo contrario.
También hablaba de la centralidad de la Tierra en el universo. Copérnico y Galileo hablaron, pese a los intentos de la Inquisición de callarlos, y la Tierra dejo de ser el centro de todo.
"El hombre es único y descendiente de Adán y Eva", aparece escrito en el manual de la Iglesia (por los profanos es conocido como Biblia). Algo un tanto diferente a lo que Darwin demostro.
"Los habitantes de la Tierra no se caen porque Dios así lo quiere", dijo un celebre Papa. Más tarde, Newton demostraría la gravedad. Que curioso que cuando alguien hable de la "obra" de Dios la Iglesia salte a la palestra diciendo que no se puede comprender su obra, pero que sin embargo sea ella la primera en interpretarla.
"La sangre no fluye a traves del cuerpo". Esta frase fue pronunciada por un inquisidor antes de mandar a la hoguera al hereje que había dado a entender ese hecho.
"El pararrayos es un invento diabólico" fue la concisa respuesta del Vaticano a este invento que se oponia a los designios de Dios impidiendo que los rayos cayesen donde el quería. Cuando se dieron cuenta de que la mayoría de los rayos caían en los campanarios lo llamaron "ayuda de Dios a la inteligencia humana".
Así durante 2000 años. Ahora el Vaticano ha publicado una "instruccion personal" bajo el nombre de dignidad humana. En ella se pueden leer lindezas varias como los típicos insultos (a falta de otro calificativo) a la investigación con las células madres, el rechazo a la fecundación in vitro y la negativa de cualquier experimentación con óvulos. Sin duda eso de salvar vidas debe estar mal visto a ojos del Señor.
El Vaticano anima a seguir esta instrucción pastoral a “los fieles cristianos y a todos los que buscan la verdad" Me pregunto si es la misma verdad de siempre en la que solo puede haber una Tierra plana en medio del universo por designios ajenos. Y a pesar de todo, se mueve
Eppur si muove

2 comentarios:

luna dijo...

2000 pesaos.l

Paula dijo...

Son tan absurdas todas las normas q tienen, cuando algunas d ellas impiden salvar vidas....

Si se pecase un poco más, la gente estaría más relajada y su mente se abriría a otras creencias.