jueves, 4 de diciembre de 2008

Memorias para el olvido


Durante tres años España estuvo en guerra, y no contra una nación extranjera, sino contra si misma. Durante tres años se sufrio una represión brutal por parte de dos bandos enemistados. Durante 40 años se sufrio represión por solo uno de ellos, pocos quedaban de los "otros".

Dudo que haya mucha gente que no diga conocer la historia. Pero también dudo que haya mucha gente que en verdad la conozca. Hace poco oí a una señora quejarse porque quitaran la placa de la calle General Mola (del bando sublevado). La misma señora que segundos despues empezo a decir que le resultaba increible que en un país democrático haya calles con el nombre de miembros de una banda terrorista como la de ETA. Todavía estoy dudando si llorar o si reir. No dudo que ETA esta formada por asesinos malnacidos de la peor calaña, pero señora, hablemos con propiedad. Emilio Mola era un militar que se sublevo contra un gobierno legitimamente elegido (¡anda! como el nuestro) y uno de los causantes de una guerra con mas de 600.000 muertos y cientos de miles de represaliados.

"A los españoles no les interesan estos temas". Sin duda el que dijo eso debe saber muy bien todo lo que nos interesa a los españoles. Yo soy español y llevo años informandome sobre el tema y tengo aqui mismo, enfrente de mi, varios libros al respecto. Tambien he estado en charlas y debates, he participado activamente en foros y he hecho excursiones a ver zonas de la guerra civil, y puedo asegurarle que somos más de unos pocos. Claro, que tal vez todos los de su alrededor piensen como usted y por eso todavía no se ha enterado. Donde todos piensan igual...

No hay que reabrir heridas proclaman muchos. Que frase más antigua. Que frase más hipócrita. Si reabrir heridas significa enterrar de manera digna a las decenas de miles de muertos abandonados por los campos y, curiosamente, todos de un mismo bando, abramoslas de cuajo. Si reabrir las heridas significa poder, porfin, igualar la categoría de todos los muertos y no solo ensalzar en las placas a los pertenecientes a un mismo bando, bienvenido sea.

Los muertos no entienden de bandos, pero ya que no podemos devolverles la vida, devolvamosles la memoria, y con ello, la dignidad.

"Los pueblos que no conocen su historia, están condenados a repetirla".

3 comentarios:

Paula dijo...

"Abrámoslas de cuajo". Me gusta esa frase.

Marta dijo...

No sabía que te gustase tanto el tema de la Guerra Civil...yo tengo un libro, bastante neutral en mi opinión (que en este tema es difíci, sobre todo con historiadores españoles), que es de testimonios. Digo que es neutral porque dedica las mismas páginas a los relatos de un bando como a los del otro. Es un libro de testimonios de gente que vivió la guerra civil. Se llama Los horrores de la Guerra Civil, y a mí me impresionó bastante porque sobre todo ves las repercusiones sociales de la guerra. Como, tanto en un bando como en otro, se convertían en auténticos salvajes despiadados. Y algunas historias son increíbles...
No sé, si te interesa te lo paso.

luna dijo...

A ver si me acuerdo de traerte los libros estos que t comentaba a propos de la guerre ok?



Besito preparando la maleta.